Publicado en Educación, Maternidad y crianza, Psicopedagogía

Estilos educativos parentales

La manera en que nos relacionamos con nuestros hijos/as, la forma en la que deliberada o no intencionadamente aplicamos nuestras estrategias de crianza influyen enormemente en su desarrollo psicológico.

En cualquier caso, es muy importante que las madres y padres tomemos conciencia sobre qué método educativo utilizamos habitualmente para así poder autorregular nuestra labor como educadores de nuestros hijos/as. Lo primordial es saber lo que queremos para nuestros pequeños y cómo conseguirlo, trabajando en esa línea pero permitiéndonos cometer errores y no ser excesivamente exigentes con nosotros mismos. Es importante conocer nuestros fallos o limitaciones e intentar mejorar día a día. También es interesante repasar los métodos utilizados por nuestros padres, evaluarlos para discernir qué cosas hacían bien (si es que las había) y qué cosas hacían mal (si es que las había) y aprender de ello para no repetir patrones indeseados. Si ponemos en práctica nuestro pensamiento crítico (sobre el que hablo en el artículo del blog “Pensamiento crítico. Cómo fomentarlo en los niños/as«) podemos distinguir mejor qué usos y maneras se utilizan por tradición o “porque a mí me educaron así” y cuáles por convicción.

Existen cuatro estilos educativos que los padres pueden adoptar. Muchas veces no se aplican de forma íntegra y lineal, sino que se cabalga entre unos y otros, fluctuando la intensidad, la frecuencia, etc. Estos estilos son:

Estilo autoritario
Estilo autoritario
  • Estilo autoritario. Los padres ejercen excesivo control, son exigentes, severos, poco cercanos, poco receptivos, fomentan la obediencia, ya que emplean reglas muy estrictas, son propensos al castigo y, en los casos más extremos, a la violencia física (y/o verbal).

Este estilo favorece el rencor hacia los padres y fomenta niños/as con baja autoestima, ya que sienten que no se tienen en cuenta sus necesidades, sentimientos ni deseos. Contrariamente también puede favorecer que los niños/as se tornen agresivos o violentos.

estilo democrático
Estilo democrático
  • Estilo democrático. Los padres son firmes pero afectuosos, responsables, cercanos, receptivos, comunicativos y respetuosos. Ponen límites y normas, la mayoría de las cuales suelen estar abiertas al diálogo y la negociación.

En este caso los niños/as suelen tener una mayor autoestima y ser más felices. Este estilo fomenta también la asertividad y la responsabilidad.

Estilo negligente
Estilo negligente
  • Estilo negligente (o indiferente). Los padres no se implican en la educación de sus hijos/as, no les apoyan, no tienen en cuenta sus necesidades, no dan muestras de cariño ni ejercen ningún tipo de control o disciplina. En general, tienen un papel absolutamente pasivo o indiferente sobre sus hijos/as.

Este estilo está directamente relacionado con baja autoestima de los niños/as y problemas emocionales y psicológicos más o menos importantes.

Estilo permisivo
Estilo permisivo
  • Estilo permisivo (o sobreprotector). Los padres son afectuosos y comunicativos, pero excesivamente permisivos. No establecen ningún tipo de disciplina, ejerciendo poco control sobre las situaciones y mostrándose muy poco firmes.

Muchos padres hoy en día adoptan este estilo pensando que sus hijos/as serán así más felices (otros también lo hacen por comodidad), sin darse cuenta de que a largo plazo esto acarreará consecuencias emocionales serias en sus pequeños.

Por culpa de este estilo los niños/as suelen presentar problemas de comportamiento y de adaptación social, ya que probablemente no harán caso a la autoridad ni a las reglas establecidas. También pueden presentar baja autoestima y tristeza. En casos graves la tristeza puede derivar en depresión. Suelen convertirse en personas caprichosas y consentidas, es decir, en niños/as o adolescentes tiranos.

cuadro estilos educaticos parentales

Es obvio que el estilo parental deseado es el democrático, pero todos hemos pecado en alguna ocasión de autoritarios o permisivos… O incluso de negligentes pensando «ya se ocupará el otro progenitor/tutor…» ¿Qué opináis?

¿Os reconocéis en uno o varios de estos estilos?

https://psicologiaymente.com/desarrollo/estilos-educativos

http://www.eduforics.com/es/los-estilos-educativos-en-la-familia-y-como-se-manifiestan-en-el-aula/

Si te ha gustado, puedes dejarme un comentario y también seguirme en mis redes sociales:

Eva H. Hernanz

Madrid

mamaevapsicopedagoga@gmail.com

Publicado en Maternidad y crianza, Psicología, Psicopedagogía

Autoestima y seguridad en los niños/as. Elementos clave para un desarrollo sano

La SEGURIDAD y la AUTOESTIMA en los niños/as debe fomentarse en los primeros años de vida. Si los pequeños/as sienten que son capaces, que pueden realizar actividades de forma independiente y que pueden cumplir con ciertas responsabilidades aumentará la seguridad en sí mismos, reforzando su autoestima y ayudando a su maduración y a su adaptación social.

Niño feliz y sonriente en el parque
Bruno, feliz y sonriente, en el parque

Nosotros podemos hacer muchas cosas para ayudarles a fortalecer su autoestima y la seguridad en sí mismos. Algunas son:

🍂 Proponerles metas alcanzables, que sean capaces de cumplir. Si les marcamos objetivos demasiado difíciles, inasequibles o imposibles, nunca podrán cumplir exitosamente los propósitos y esto puede provocar en ellos frustración constante y sentimientos de incapacidad, torpeza e invalidez. Lo más perjudicial de fomentar este tipo de pensamientos negativos es que les pueden acompañar durante el resto de su vida, marcando su forma de enfrentarse , a los nuevos retos, a los estudios, a las relaciones y, en definitiva, a la vida.

🍂 Asignarles pequeñas tareas que puedan realizar. Aquí muchas veces tendremos que poner en práctica nuestra paciencia, ya que lógicamente ellos no harán las cosas tan rápido como nosotros, pero debemos aprender a darles su tiempo. Es posible que tampoco las hagan tan bien como nos gustaría, pero lo importante es lo que estamos trabajando, no que las cosas queden perfectas.

🍂 Valorar sus logros. Felicitarlos, elogiarlos y premiarlos (evitar premios materiales) cuando cumplen o consiguen pequeñas metas. El refuerzo positivo es muy importante. Lo más conveniente es utilizar palabras bonitas y amables. También podemos aplaudirles, abrazarles, besarles…

🍂 Lanzarles mensajes positivos y de confianza en sus capacidades. Un menor que percibe mensajes positivos sobre sí mismo será más fácil que logre todo lo que se propone. Mientras que si le taladramos la cabeza constantemente con frases del tipo «no puedes», «no sabes», «no eres capaz», aunque lo hagamos sin mala intención, claro está, acabará interiorizándolo y se creerá incapaz de muchas cosas (teoría de la profecía autocumplida o efecto Pigmalión). No subestimemos el poder de la mente.

🍂 No sobreprotegerles. Este punto está muy relacionado con el anterior. A veces pensamos que los protegemos por su bien, pero les estamos limitando. Debemos dejarles hacer sin ser negligentes.

 🍂 Escucharles. Fomentar la comunicación y demostrar interés por ellos, por sus sentimientos, por sus problemas o sus inquietudes es una forma muy efectiva de reforzar su seguridad y autoestima. Les hará sentir personas importantes, con valor propio dentro del núcleo familiar.

🍂 Pasar tiempo de calidad con ellos. Jugar con ellos, pasear, hablar, ver y leer cuentos, cocinar juntos, montar en bici, ir al parque… Sacar tiempo para hacer actividades juntos en las que nuestros hijos/as sean el centro de atención. Mantengamos una comunicación fluida y disponibilidad absoluta para ellos en esos momentos, sin móviles, televisión, conversaciones con adultos, ni nada que nos distraiga de la interacción con nuestros niños/as. Puede que el ritmo de vida que llevamos no nos permita muchos de estos instantes, pero es imprescindible rescatar alguno, al menos, cada semana.

🍂 Enseñarles a manejar la frustración. Sentir frustración a veces es positivo, pero debe estar equilibrada con la consecución de metas. Los menores deber aprender que no siempre las cosas salen como uno quiere. Debemos validar esta emoción y los sentimientos que conlleva, haciéndoles entender que es normal que se sientan así y que esto ocurre a veces. Es bueno dejarles que se tomen su tiempo, pero también ofrecerles alternativas para canalizarla.

🍂 Enseñarles a reconocer, comprender y expresar sus emociones. Es importante que aprendan que todas sus emociones son válidas y no pasa nada por sentirlas.

🍂 Enseñarles a tomar pequeñas decisiones y asumir los riesgos que conllevan. No se debe confundir con que sea el menor quien lo decida todo. Hay cosas que no son elegibles o negociables. Sentido común, siempre.

🍂 No compararles nunca con otras personas, con compañeros de clase, con sus hermanos… Lo que hacen puede parecernos bien o mal y se lo podemos hacer saber, pero nunca por comparación con otros, ya que esto puede dañar profundamente su autoestima.

🍂 No criticarles, ridiculizarles, insultarles o reírse de ellos. Puede que hayan hecho algo que no esté bien y podemos criticar su conducta, pero nunca al pequeño/a.

🍂 Demostrarles amor incondicional. Cada niño/a es único y nuestro hijo/a debe saber, notar y sentir que, aunque haya hecho algo incorrecto, nuestro amor por él/ella está y estará intacto. Nosotros sabemos que amamos a nuestro pequeño/a incondicionalmente pero a veces nuestras palabras y actos, si nos enfadamos, le pueden confundir. Hay que evitar esos mensajes confusos y sobre todo nunca jamás decir frases tales como «ya no te quiero», «me has decepcionado», «nunca debí tenerte», «eres lo peor»…

Niño en el parque
Leo en el parque

Si ponemos en práctica todas estas claves nos daremos cuenta de que un niño/a seguro y con una correcta autoestima no solo será respetuoso, sino que será capaz de razonar y resolver situaciones por sí mismo de forma independiente y adecuada. ¿Qué opináis? Déjame tu comentario, estaré encantada de leerlo.

https://lamenteesmaravillosa.com/profecias-autocumplidas/

https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/motivacion/5-estrategias-para-ayudar-al-nino-inseguro/

https://lamenteesmaravillosa.com/12-maneras-de-fomentar-el-autoestima-infantil/

Si te ha gustado esta entrada, también puedes seguirme en mis redes. ¡Muchas gracias por leerme!

Eva H. Hernanz

Madrid

mamaevapsicopedagoga@gmail.com